"LO QUE NOSOTROS ESTAMOS PASANDO ES TERRIBLE"

Así afirmó a FM Ruta 66, Camila, la hija de Federico Carrizo, quien fue brutalmente atacado camino a su trabajo.
Instantánea 2 (26-09-2016 14-55)
Camila Carrizo, espera saber quienes son los responsables del violento asalto a su padre
Video de la entrevista realizada
La madrugada del pasado viernes, Federico se dirigía a trabajar como lo hace desde 17 años, desde muy temprano cuando fue brutalmente atacado con un golpe contundente en su cabeza mientras iba en su bicicleta. Cuando intentó defenderse, el grupo que acompañaba al atacante se sumó a la golpiza, robándole la bicicleta y dejando a Carrizo totalmente ensangrentado. Luego del robo, el humilde trabajador regresó como pudo hasta su hogar, donde fue asistido por sus hijas y su esposa, y luego llevado hasta el centro de salud más cercano, de donde fue derivado al Hospital San Bernardo y luego a la Clínica San Roque, donde actualmente intenta recuperarse, aunque los médicos tratan de tener la mayor cautela posible en cuanto a los pronósticos debido a la gravedad de los golpes.
En una entrevista exclusiva con Ruta 66, su hija Camila nos contó lo sucedido, como lo vivieron, el actuar de la policía y como marcha la recuperación de su padre: "Cuando él llega al San Bernardo, lo tuvieron en un pasillo desangrándose (...) La denuncia en la ART estaba hecha a las 6 de la mañana, a mi papá lo trasladaron recién a las 11:30 de la mañana porque el hospital no quería largarlo". Claramente las desprolijidades empezaron a complicar la situación de su padre, quien esperaba atención médica de manera urgente. "Ayer fueron los de investigación a mi casa a ver si teníamos algún dato (...) están esperando que mi papá declare (...) No sé si hubo falta de interés o ineficiencia por parte de la policía" , declaró en alusión a la policía que se hizo cargo del caso, y que no pudo encontrar los rastros de sangre por las calles ni a los responsables del brutal ataque. Camila y su madre, fueron quienes encontraron el charco de sangre siguiendo los rastros que había dejado su padre en su regreso a casa. "Mi papá está estable, pero hay que esperar. Es un situación complicada", explicó la joven, quien a pesar de la incertidumbre y la desesperación por la recuperación de su padre, nos brindó muy amablemente una entrevista, quien para finalizar dejó un mensaje para quienes hayan visto u oído algo de lo sucedido: "Necesitamos que quienes sepan algo de lo que pasó que nos ayuden para que no le vuelvo a pasar esto a nadie"