Integraba una banda de atracadores junto a su hijo y su novia

Un hombre de cuarenta años, su hijo y su novia, vinculados a varios hechos delictivos bajo la modalidad “atracadores” fueron detenidos tras cuatro allanamientos realizados.
ladrones-istock-900x485

La Fiscalía Penal de Rosario de Lerma, a cargo de Gustavo Torres Rubelt, llevó a cabo junto a efectivos de la Policía de la Provincia del Sector 82, una minuciosa investigación a partir de diversos hechos delictivos ocurridos en el Valle de Lerma, donde se cometían robos en propiedades usando la violencia para ingresar en los domicilios.

Otro de los hechos ocurrió en una finca de La Silleta donde tras violentar los accesos se llevaron diversos elementos de valor y una importante suma de dinero en dólares y pesos argentinos.

Las tareas investigativas y de inteligencia desplegadas por los investigadores llevaron a un hombre de cuarenta años que vive en Campo Quijano y que se desempeña como empleado municipal. 

Esta persona fue señalada por testigos que lo vieron en diferentes localidades del Valle de Lerma vendiendo algunos elementos que habían sido denunciados como robados.

También se pudo comprobar que esta persona adquirió últimamente entre otros elementos de valor, una motocicleta y un automóvil, los que pagó de contado. Esta situación llamó la atención ya que sus ingresos no son acordes al nivel de vida que ostentaba últimamente. Incluso alquiló un local en Campo Quijano y lo equipó para que funcionara como un negocio de venta de mercadería.

Reunidos estos y otros elementos probatorios, Torres Rubelt solicitó al Juzgado de Garantías en turno orden de allanamiento y detención para tres domicilios en Campo Quijano y uno en la ciudad de Salta.

Concretadas estas medidas, se logró secuestrar dinero en efectivo (dólares y pesos), una motocicleta, un automóvil, aparatos electrónicos nuevos y otros elementos de interés para la causa. Se produjo además la detención de un hijo del principal sospechoso, al que habría sumado a su actividad ilícita y a su novia, en cuyo domicilio se encontró una importante suma de dinero en moneda extranjera cuya procedencia no pudo explicar.

Martín Antenor Cárdenas, su  hijo Axel Cárdenas y su novia Julieta Alejandra Aramayo, fueron detenidos e imputados por el delito de robo doblemente calificado, en poblado y en banda y por efracción.