Puertas secretas, paredes falsas y un millón de medicamentos: el impresionante búnker que fue desbaratado

La Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires desmanteló una banda que vendía medicamentos en el mercado negro y que poseía productos farmacéuticos por un valor aproximado a los 150 millones de pesos.
medicamentos-3 (1)

El operativo se concretó a raíz de una investigación de la División Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad. Los agentes de esa fuerza comprobaron que en una droguería del barrio de San Cristóbal se comercializaban medicamentos en forma directa a negocios del barrio o clientes particulares sin autorización.

Las averiguaciones comenzaron tras la detención de tres sujetos, a los que se les encontró una "importante cantidad de sustancias medicinales compradas en el mercado clandestino", indicó la Fiscalía en un comunicado.

medicamentos-6 (1)

En el procedimiento, se encontró que en la droguería había un subsuelo con una entrada ciega y en su interior más de 375 mil cajas de diferentes medicamentos.

Pero la sorpresa llegó más tarde, cuando los agentes descubrieron que tras recorrer el pasillo principal, con una estantería corrediza había una puerta secreta que conducía a un "búnker de drogas".

Ese depósito se trataba de un local contiguo, en principio separado de la droguería, pero al cual se accedía a través de esta puerta escondida. Allí se encontraron más de 400 pallets de cajas de medicamentos, sin la conservación adecuada. El lugar además tenía su propio montacargas, donde se llevaba la mercadería hacia un primer y segundo piso. En esos sectores se secuestraron otras 650.000 cajas de remedios.

medicamentos-5 (1)
Entre las sustancias medicinales se encontraron de venta libre, bajo receta y bajo receta archivada.

El Ministerio de Salud y la ANMAT certificaron que el comercio no poseía las medidas de resguardo necesarias, por lo que gran parte de esta mercadería se encontraba en muy mal estado de conservación. En consecuencia, se realizó un inventario para su posterior decomiso y destrucción.

Por disposición de la Fiscalía, la droguería y el depósito quedaron clausurados y todos los medicamentos fueron secuestrados, y trasladados a resguardo judicial en depósitos del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.