Ricardo Villada se reunió con vecinos de barrio Atocha

Local Por
Respondiendo al requerimiento realizado por vecinos de barrio Atocha, el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Villada, visitó anoche el lugar
29988440372_7cfa1f787e_o

Durante el encuentro puso de relieve la importancia de dar respuesta a las necesidades de la zona más allá de las divisiones geográficas que puedan existir. Los presentes, por su parte, agradecieron el apoyo que recibieron del CD para lograr la re apertura de un comedor comunitario que funcionaba en la barriada. Vecinos del asentamiento Paraíso, por su parte, solicitaron el acompañamiento para contar con alumbrado público y el relleno de un sector en el que están instalados y que colinda con el río Arenales.

El titular del CD les adelantó el acompañamiento, afirmando: “nuestro objetivo es poder servir a la gente a solucionar sus problemáticas y, sin duda, la cercanía con los márgenes del río los pone en una situación de urgencia por la llegada de las lluvias”.

Reunidos en una de las casas de la barriada, el grupo de vecinos señaló como principal preocupación, ante la llegada de la época de lluvias, la existencia de familias viviendo cerca del margen del río. “Hasta ahora no ingresó nunca el agua a las casas pero es un temor constantes”, afirmó una vecina. Explicaron que se instalaron en la zona hace dos años y, a pesar del tiempo transcurrido, todavía existe mucha precariedad ya que algunas casas fueron levantadas utilizando gazebos y plásticos. También solicitaron apoyo para la instalación de alumbrado público. “Como estamos asentados no tenemos iluminación y la zona es muy oscura”, explicó otra de las personas presentes. Al respecto Villada les hizo conocer las dificultades administrativas que existen para la instalación del alumbrado público. Consideró además importante que puedan evitar posibles inundaciones, adelantando su apoyo en este aspecto.

Los vecinos tomaron también la palabra para agradecer el apoyo que vienen recibiendo del Concejo Deliberante, el que les permitió reabrir el comedor de la zona. “Recibimos a más de 100 personas, entre las que hay niños, mujeres embarazadas y ancianos. Cocinamos todos los días usando leña y para muchos es la única comida que reciben”, afirmó la encargada del merendero.